fbpx

Las ventas de tu negocio sólo son ventas si el cliente paga

Las ventas en términos generales, son la vida y base para la existencia de las empresas en el mercado. Ahora bien, para ser competitivos y eficientes, es necesario flexibilizar las operaciones de ventas, ofreciendo a los clientes diversas opciones de pago (contado y crédito).

En esta parte, entramos en el dilema y dolor de cabeza para muchas organizaciones, que no han logrado equilibrar y establecer el punto óptimo de las ventas a crédito.

Las cuentas por cobrar, son una de las partidas contables que deben tener una supervisión especial, para proteger su flujo de caja.

La supervisión y control de las cuentas por cobrar, ayudará a que la empresa se mantenga operativamente sana y cuente con la liquidez necesaria para cumplir con sus compromisos en corto, mediano y largo plazo.

¿Por qué dar crédito a tus clientes?

La política de ventas a crédito que establecen las empresas, es la estrategia a la que recurren para impulsar el crecimiento, conquistando nuevos espacios de mercado nacionales e internacionales.

Es importante establecer plazos de pago, primordialmente de 15 y 30 días para estudiar lo más temprano posible si habrá problemas de pago. Habrá otros clientes con mayor volumen de facturación que requieran plazos de 60, 90, 120 días, esto debería ser un privilegio ganado por el excelente comportamiento de pago y no un derecho automático para todos los clientes.

¿Cuál es el riesgo al otorgar crédito?

El crédito comercial es un financiamiento que la empresa otorga a sus clientes, para la adquisición de un bien a un plazo determinado. Cuando la empresa tiene cantidades de dinero importante, invertido en el capital de trabajo inmovilizadas por cuentas por cobrar o facturas vencidas que no han pagado los clientes en su línea de crédito, se enfrentan a un riesgo importante, de tener una continuidad de negocio. En la inteligencia que los clientes deudores con mayor plazo y límite de crédito, presentan el mayor riesgo y, si estos se declararan insolventes afectaría a su negocio.

¿Cómo protegerse al dar crédito a sus clientes?

Seguro de credito

Las empresas en primera instancia, deben evaluar el nivel de crédito que requiere el cliente y estableces el techo  de endeudamiento que puede concederse a potenciales clientes. El proceso consiste en verificar aspectos cualitativos y cuantitativos del cliente, ya que la empresa al financiar a sus clientes incurre en un riesgo que debe estar preparada para gestionar la cobranza en forma exitosa.

Para protegerse al otorgar financiamiento a los clientes, se deben considerar los siguientes aspectos:

  • Trabajar con clientes que puedan demostrar su historial crediticio

Para ello, debemos asegurarnos de validar la información personal del cliente, referencias comerciales otorgadas por empresas, entidades financieras y sistemas gubernamentales. El otorgamiento de crédito, aunque es una estrategia de ventas con grandes resultados, no es una política que aplique a todo tipo de cliente. Por ello, debe considerarse según el nivel de riesgo que se estime asumir si la empresa está en condiciones de hacerlo, según el nivel de ventas, rotación de cuentas por cobrar y nivel de endeudamiento máximo.

  • Facturar rápido y dejar claro las condiciones

El establecimiento de una política de crédito y cobranza en la empresa, debe estar alineada con las necesidades del flujo de caja de la misma y el sano manejo de las partidas de pasivo circulante. Los lineamientos que deben fijarse son:

    • Las condiciones que un cliente tanto fidelizado como potencial deben cumplir para optar por el crédito
    • Los plazos y formas de pago
    • El responsable de la gestión de cobranza
    • El requerimiento de una revisión de los estados financieros más recientes
  • Contratar una póliza de seguro de cuentas por cobrar

La contratación de este tipo de seguros, es una forma de respaldar la totalidad de las cuentas por cobrar, sobre todo ante una corrida de impagos que pongan a la empresa en una situación de riesgo de liquidez y de incumplimiento de sus obligaciones. El seguro del crédito es una opción valiosa para gestionar el riesgo en una empresa, especialmente en escenarios de gran incertidumbre e inestabilidad económica-financiera en muchos países del mundo.

  • Mantener flujo de caja confiable

Como empresa, hay que asegurarse de realizar una proyección fiable del flujo de efectivo de 6 a 12 meses, considerando el comportamiento de las variables más importantes: ventas, costes y gastos tanto fijos como variables. Por lo tanto, hay que llevar un control cuidadoso de las cuentas por cobrar y pagar, haciendo un seguimiento de los vencimientos de las facturas y gestionando la cancelación a tiempo de las mismas.

El control de inventario y la actualización de forma periódica, permite que la empresa conozca las existencias, además de cuándo y cuánto debe reponer el inventario, para así invertir eficientemente el dinero.

También se puede recurrir al financiamiento bancario cuando se requiera de un flujo de efectivo, para así cumplir con una determinada orden o servicio y no comprometer la operatividad de la empresa.

Consulta a Grupo Nuño

Nuestra recomendación que te contactes con Grupo Nuño, quien te ofrece las mejores condiciones del mercado para una póliza de seguro de crédito.

Es que la confianza y tranquilidad otorgada por una empresa especialista en la gestión de riesgo, le permite a tu empresa enfocarse en otras áreas de acción efectiva.

MTY: 81 2087 6036
Boca del Río: 229 910 1731
Veracruz: 229 910 1732
Tijuana: 664 288 47 77